La banca solo responderá ante la quiebra de una inmobiliaria si hay licencia de obra

Los compradores sobre plano, desprotegidos ante la nueva ley.

Medio: El economista

Fecha: 18 de abril de 2016

abogados-cooperativas-de-vivienda

 

En España hay miles de afectados que con la quiebra de promotoras y cooperativas durante los años de crisis perdieron sus viviendas y también su dinero. Cuando parecía que los tribunales empezaban a dar luz a todas estas familias y se avecinaba una avalancha de demandas hubo un cambio en la legislación que les dejó de nuevo desprotegidos.

El Tribunal Supremo sentó jurisprudencia con una nueva sentencia dictada el pasado 21 de diciembre de 2015, en la que obliga a los bancos a responder frente a los compradores de vivienda que lo han perdido todo en la compra de un hogar.

La Ley 57/68, establecía la obligación de promotoras y cooperativas de contratar un seguro u aval bancario que garantice la devolución a los compradores de vivienda del dinero pagado a cuenta de una casa sobre plano. Asimismo, establecía que los bancos tienen la obligación de verificar que existía ese seguro cuando la promotora abría la cuenta en la que el promotor iba a ingresar ese dinero. Si no verificaban la existencia de ese seguro u aval, los bancos eran responsables de devolver ese dinero.

Sin embargo, únicamente los afectados que abonaron el dinero antes del 31 de diciembre de 2015 podrán beneficiarse de la tendencia que marcó el Supremo, ya que la nueva ley 20/2015, que entró en vigor a partir del 1 de enero y que no tiene carácter retroactivo cambia por completo las reglas del juego, y no son precisamente favorecedoras para el comprador. Así, establece que las promotoras y las cooperativas solamente tienen obligación de tener un seguro u aval que garantice la devolución al comprador cuando ya existe licencia de obras.

Inconveniente para el comprador

Esta modificación deja desprotegidos a los compradores y favorece a las promotoras, cooperativas y también a la banca, ya que se asegura que “por lo general, las entidades no verificaban que existiera ese seguro, lo único que querían en ese momento era conseguir financiación”.

Diversos despachos de abogados explican que tras conocerse la sentencia del Supremo se ha incrementado notablemente el número de afectados que se han movilizado para recuperar un dinero que ya daban por perdido. “Desde enero hemos identificado cientos de cooperativas nuevas”.

Destacamos también que ahora surge una nueva problemática, ya que no sabe que va a pasar con las personas ya estaban haciendo aportaciones antes del 31 de diciembre y han seguido haciéndolas. “Tenemos que ver como se interpreta en estos casos la ley, si bien creo que podremos defenderlos”.

Por otro lado, se hace hincapié en un tema que considera muy relevante, y es que antes la Ley era imperativa, irrenunciable, y ahora eso ha cambiado, por lo que muchas personas firmarán en sus contratos que renuncian a la existencia de un aval o a un seguro. Son pequeñas matizaciones en la legislación, que para muchos abogados tendrán un efecto “clave”.

Esta situación preocupa mucho al sector, ya que cada día el despacho recibe consultas nuevas y se ven casos muy graves en los que el comprador a desembolsado hasta 150.000 euros y finalmente su casa nunca ha llegado a construirse. En otros casos “tenemos a gente que ha visto como el esqueleto de su casa se lo ha adjudicado el banco, han terminado la obra y se lo han vendido a otros”, mientras ellos pierden su casa y su dinero.

Nuestro despacho, Barrón & VMS Abogados, augura que la lista seguirá ampliándose y que esta situación de crisis en el sector y compradores que se quedan sin nada puede volver a repetirse. “No se han sentado quienes tienen la posibilidad de legislar para ver cuales han sido los problemas y ponerles remedio con una normativa en condiciones”. Así, se considera que “se repetirá porque volverá a haber gestoras que venderán casas para construir sobre un suelo rustico que va a tardar 15 años en promover”. Respecto a los bancos, no se sabe si habrán aprendido de los errores del pasado, si es así, “quizás sea más difícil llegar a la situación de antes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *